El diseño es una disciplina que parte de la observación. Estudiar el entorno, la sociedad, y cualquier detalle de interés. Pasando después a un punto analítico desde el que se buscan problemas que solucionar o mejorar para hacer nuestras vidas más sencillas.

La Biónica y el diseño

Muchas de las soluciones a estos problemas las encontramos en el origen de todo, la naturaleza. Y es que hay una ciencia, Biónica, que estudia de forma crítica la naturaleza para posteriormente aplicar técnicas, mecanismos, colores y formas que encontramos en diseños de nuestra vida cotidiana.

Desde el uso de estructuras hexagonales para aprovechar al máximo el espacio, inspirado en los panales de abejas; construcciones arquitectónicas basadas en las formas creadas por pompas de jabón; hasta el uso de retículas constructivas basadas en la proporción áurea, tan presente en la naturaleza.

Naturaleza como inspiración en el diseño gráfico

También encontramos ejemplos de diseño gráfico basado en la naturaleza.

Los colores negro y amarillo son usados para señales de peligro. Estos colores también simbolizan el peligro en la naturaleza como en el cuerpo rayado de las avispas.

Al contrario, colores como el azul o verde transmiten tranquilidad, seguridad, provenientes del mar, el cielo, las plantas…Podemos verlo en el interior de la Sagrada Familia de Gaudí, donde el uso de los colores verde y azul, las columnas estrechas y altas que recuerdan a árboles, nos trasladan a un bosque de paz y fantasía.

El uso de patrones (repetición de una imagen o forma) también parte de la naturaleza. Los encontramos en las rayas de las cebras, los pétalos de las flores o las plumas de un pavo real.

Diseño sostenible

Actualmente el cambio climático y daño al medio ambiente nos mantiene preocupados, tenemos que cuidar la naturaleza ya que es nuestra fuente de vida. De las nuevas campañas de concienciación y las acciones de sostenibilidad, pueden surgir nuevas ideas de diseño. Se deben tener en cuenta estas acciones también en la labor de diseño. La reducción del papel con el uso del medio digital, el uso de tintas naturales o de papel reciclado, son algunas de las más sencillas.

Un elemento sobre el que se tiene que tener muy en cuenta la sostenibilidad con el medio, es el diseño de envases. La realización de packaging atractivos y de materiales resistentes, además de atraer al cliente por su estética, podrá crear el deseo de conservar y reutilizar el envase. También los envases biodegradables como por ejemplo las bolsas de fécula de patata o maíz, pueden considerarse diseños sostenibles.

El diseñador, que es observador, no tendrá que fijarse sólo en los diseños creados anteriormente por otros, sino en el origen de las formas, los colores y estructuras que se hayan en la naturaleza. Un campo de inspiración y respuestas más amplio que cualquier fuente que podamos encontrar, sorprendente por su belleza y funcionalidad. Recordando siempre buscar soluciones sostenibles, para facilitar la lucha por el cuidado de la naturaleza.

Haz click para valorar esta entrada
[Total:2    Promedio:4.5/5]